flecha

La relación entre una mala conducción y el uso del combustible en tu empresa

19 octubre 2021

Llevar un buen control y registro del uso de combustible es todo un desafío, especialmente para empresas de transporte que cuentan con grandes flotas de vehículos. Sin embargo, hay ciertos comportamientos al volante que pueden dar una señal de qué tan bien (o tan mal) se está administrando el combustible, ayudando a calcular el rendimiento de los vehículos. Las malas prácticas de conducción, por muy insignificantes que parezcan, pueden estar afectando todo tu negocio.

Malas prácticas en conducción

Hay muchas “mañas” que tienen los conductores a la hora de manejar un vehículo. Muchas de esas prácticas fueron heredadas o con el paso de los años se acostumbraron a hacerlas sin un motivo aparente. Lo cierto es que hay muchas acciones al volante que son perjudiciales para el vehículo, algunas de estas prácticas son:

  • Conducir a altas velocidades.
  • Acelerar de forma brusca.
  • Frenar bruscamente.
  • Realizar rutas ineficientes.
  • Excesivo uso de aire acondicionado.
  • Mantener el motor en funcionamiento en paradas largas o calentar el motor por mucho tiempo (ralentí).

Si cada una de estas prácticas se realiza cada día en un vehículo, indudablemente hará que las piezas mayores y menores de la máquina pierdan su eficiencia. Si esto lo ponemos extrapolado al día a día de una empresa con una gran flota de vehículos, entonces el daño al final de la jornada puede ser muy caro.

 

Para leer: Virtual Master Drive: Conducción eficiente y segura para las empresas de transporte

Consecuencias de una mala conducción en el uso del combustible

Si en tu flota de vehículos debes llenar el tanque de combustible muy seguido y los km recorridos no calzan con el total de gasolina usado, entonces la falla puede estar en las prácticas realizadas al volante. La relación entre una buena o mala conducción, impacta directamente en el rendimiento de este activo.

  • Velocidad: la velocidad recomendada para un uso eficiente del combustible es de 90 km/h, más de eso se estima que el vehículo consume 30% más de carburante. Además, andar a una velocidad muy alta puede generar pérdidas mayores, ya que los conductores se exponen a altos riesgos de sufrir algún accidente.
  • Acelerado brusco: esto por un lado desgasta las piezas de distintas partes del vehículo y por otro lado hace que el vehículo tenga que ocupar una mayor cantidad de energía para funcionar, por ende, ocupar una mayor cantidad de combustible.
  • Frenar bruscamente: esto tiene el mismo efecto negativo que acelerar bruscamente. Además, un frenado sorpresivo no debería ocurrir a no ser por una emergencia (por ejemplo un animal que se cruza), pero hacerlo sin motivo alguno solo perjudica al vehículo y su rendimiento.
  • Rutas muy largas: indudablemente mientras más largos los trayectos más combustible se va a usar. Evitar hacer la ruta más larga será beneficioso tanto para el vehículo como para el cumplimiento de tiempos.
  • Aire acondicionado: tener encendida esta función del vehículo exige un mayor uso de energía, lo que se traduce en un mayor gasto de combustible. Dependiendo del vehículo, el aire acondicionado encendido puede elevar el consumo entre un 5% y un 20%, es decir como un litro de combustible en una hora.
  • Ralentí: mientras el motor esté en funcionamiento el combustible se va a gastar, por lo tanto, si el vehículo no está en movimiento pero con el motor encendido implica que se está reduciendo la gasolina. En estado de ralentí un motor consume en una hora alrededor de entre 1.5 y 2 litros de gasolina.

Estas son algunas de las relaciones que se pueden encontrar entre una mala conducción y el uso de combustible de tus vehículos. Prestar atención a estas prácticas puede mejorar considerablemente el rendimiento de los activos.

Para mejorar el consumo y cuidado de combustible de una empresa de transporte existen muchas herramientas digitales que van en pos de esto. Tal es el caso de la soluciones IoT (Internet de las cosas) para solucionar la pérdida de gasolina. Estas soluciones se encuentran en aplicaciones y sistemas que mantienen al vehículo completamente controlado y conectado en tiempo real, con el propósito de llevar un registro efectivo de las prácticas de manejo, el consumo de combustible y más.

Lograr una conducción segura, tanto para los conductores como para la empresa, no es imposible. Descarga el documento sobre los sistemas ADAS para conocer todo lo que la tecnología puede hacer por tus vehículos.

CTA ADAS ARTICULO

coméntanos

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Qué es el sistema ADAS y cómo beneficia a los vehículos de tu flota

24 noviembre 2021

El sistema ADAS ayuda a la conducción de vehículos, a evitar errores frecuentes al volante y reducir el número de accidentes. ¡Con...

Equipa a tu flota con un tercer ojo para vehículos

17 noviembre 2021

Descubre aquí los sistemas ADAS y las cámaras que funcionan como un tercer ojo para prevenir una colisión a tiempo y prevenir acci...

Fortalece la seguridad activa y pasiva de los vehículos de tu empresa

10 noviembre 2021

En este artículo te contamos acerca de los sistemas de seguridad activa y pasiva incorporados en los vehículos para prevenir accid...